INTENTANDO ESCRIBIR MEJOR

Un pequeño espacio para culturizarnos

LA VERDAD MALTRATADA

en septiembre 26, 2010

 La verdad maltratada

Si se escucha la radio o se ve un programa informativo en la televisión o se ojean los periódicos de un día, se puede hacer un acopio de noticias que manifiestan que los hombres no conviven con la verdad. Por ejemplo:

      “La artista X denuncia al empresario Z porque no cumplió con lo acordado al inicio de la temporada.”

      “El ministro X comparece ante el congreso pero no convence a nadie sobre su intervención en el caso Z.”

      “El escritor X asegura que la telenovela que transmite un canal de televisión Z es un plagio de un libro suyo.”

      “X y Y, dirigentes de dos equipos poderosos, se enzarzan de nuevo en una cadena de insultos y descalificaciones.

El valor de la verdad

Goethe, un escritor alemán escribió esta frase a su amigo Müller: “Todas las leyes morales y reglas de conducta pueden reducirse a una sola: la verdad. ¿De dónde le viene a la verdad esta dignidad tan extraordinaria?

  1. Dios es la fuente de verdad. El Antiguo Testamento enseña que “Dios es la fuente de la verdad” (Proverbios 8,7); y que “su verdad dura de edad en edad”, o sea, siempre. (Salmo 119, 90)
  2. La verdad de Dios se nos ha manifestado en Jesucristo. San Juan testifica que Jesucristo estaba “lleno de gracia y de verdad” (Juan 1,14); y Jesús llega a decir de sí mismo: “Yo soy la verdad y la vida” (Juan 14,6)
  3. Dios  ha dado al hombre la capacidad de conocer y de decir la verdad del hombre. En efecto, conocer la verdad es lo más específico en cuanto “ser racional”. Conocer la verdad es poder conocer lo que las cosas son. Al animal no le es posible; al hombre sí, Por ejemplo, es verdad ─y así nos consta─ que el día tiene 24 horas, y que después del día viene la noche.

También es verdad que ahora estás en la clase de Religión. Además de estas verdades patentes físicamente, existen otras, por ejemplo, las que se refieren al mundo de los sentimientos: digo la verdad cuando admito que estoy triste o alegre, y efectivamente lo estoy. Asimismo, es verdad que es mejor vivir la caridad que ser vengativo, perdonar que odiar, la paz que la guerra.

La Biblia precisa que el hombre tiene la obligación de decir la verdad (Éxodo 20,16; Salmo 119; Mateo 5,37). Sería imposible la convivencia humana si el medio natural de comunicarse las personas no fuera la verdad sino la mentira.

¿Qué obligaciones tiene el cristiano ante la Verdad?

El cristiano debe buscar la verdad, ha de amar la verdad, cuando la halla debe adherirse a ella, y después tiene la obligación de comunicarla.

“Yo opino…”, “a mí me parece…”

Aristóteles definió la verdad como la adecuación del intelecto a la realidad. Quería decir que el ser humano posee la capacidad de conocer las cosas como son: según la realidad de cada una.

La verdad no es solo lo que se opone a la mentira. La verdad es una realidad profunda, importante en la vida del hombre.

En cuestiones de moral, el hombre también está capacitado para conocer la verdad moral, tal como es y no según nuestro capricho. En este campo existen principios universales de moralidad que todos los hombres son capaces de conocer. El más universal de todos ellos es el que afirma que “hay que hacer el bien y evitar el mal”

Pero ocurre con cierta frecuencia que la verdad universal y objetiva se supedita a nuestras razones; así, todos conocemos que la guerra es un mal y la paz un bien, “yo opino”, “en este caso”. La verdad objetiva es sustituida por la verdad subjetiva., es decir, por la propia opinión o por la propia conveniencia. De esta manera, la verdad queda relativizada, se justifica la mentira, la difamación, el fraude fiscal, la blasfemia, los pecados de impureza, etc.

Para esta situación vale citar los versos del poeta Antonio Machado: “¿Tu verdad? No. LA VERDAD. Y ven conmigo a buscarla. La tuya guárdatela”.

La actitud subjetivista ante la verdad ha llevado a algunos a practicar llamada moral de situación, que juzga el bien y el mal, no por lo que se hace o se omite, sino por la situación en que se encuentra el sujeto.

De este modo, si se dan algunas circunstancias, se podría justificar cualquier mal: la mentira, la calumnia, la eutanasia, la masturbación, el soborno, etc. Aceptar la “moral de situación” lleva a aceptar que “el fin justifica los medios”. Este proceso conduce a la degradación de la vida moral y acaba justificándolo todo.

La veracidad y la mentira

“La veracidad es la virtud que consiste en mostrarse verdadero en los actos y en las palabras, evitando la duplicidad, la simulación y la hipocresía” (CEC, n. 2.505).

La mentira es un mal y trae siempre consigo una serie de males:

  • Daña al que la comete, porque pierde credibilidad.
  • Produce daño al que es engañado.
  • Ocasiona un mal a la sociedad, pues con ella se inicia la corrupción social.
  • Es ocasión de división entre los hombres, pues rompe la confianza entre las personas.

 

Chicos, aquí hay un par de ejercicios que quisiera que resuelvan. El contenido es lo que hemos hecho en clase.

 

Otros pecados contra la verdad

Además de la mentira, hay otros pecados que son ofensas a la verdad:

  1. El falso testimonio: por ejemplo una falsa declaración ante un tribunal. A este pecado se llama perjuicio.
  2. La difamación, manifestar defectos y faltas de otros que los ignoran.
  3. La calumnia, propalar juicios falsos de otros, dañando su reputación.
  4. El juicio temerario, admitir defectos morales en el prójimo, sin tener fundamento.

Ser testigos de la verdad

Jesús nos enseñó a confesar la verdad, aunque fuera duro y costoso. Por ejemplo en el juicio ante Caifás, ante Poncio Pilato. A este último le dijo: “Yo he venido al mundo para dar testimonio de la verdad” (Juan 18, 37).

Los cristianos, siguiendo su ejemplo, estamos obligados a actuar como testigos del Evangelio.

 

About these ads

2 responses to “LA VERDAD MALTRATADA

  1. JANET PARRA dice:

    Esto es para CUARTO de secundaria.

  2. diego dice:

    mis no habia el texto de la argumentacion

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.867 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: